home.jpg

 

 

Imagen1.png

LITORALES

(Presentación)

Alicia García Tellez

Litorales dibuja un territorio, una línea imposible de fijar y establecer, la deriva permanente de la letra, el acto que anuda la escritura, la palabra inconclusa en movimiento.

Litorales quiere decirse como la función que haga de la escritura movimiento creativo, movimiento que incursione en el campo del Otro de los otros y deje huella, inscripción en el tiempo, rumbos… marcas en las que podamos reconocernos y diferenciarnos.

Litorales en trazos por la herencia que anuda el presente que nombra y se vuelve decir y apertura de rumbos por la lengua en sus marcas.

Esta sección se ofrece para que en ella converjan y diverjan los textos que interrogan y ponen en cuestión el semblante de la realidad y sus nombres.

Se trata de arriesgarse a hacer otra cosa que no sea sentirse torpe, inhibido, impotente o cobarde ante la realidad que nos impone el discurso como semblante.

Se trata de hacer letra, sueño, cuerpo por escribirse… de litorizar lo real al romper el semblante y tejer el borde.


Se trata de oponerse a la biblioteca de Babel, que describió Borges, como metáfora de completud donde aparentemente todo está escrito y por ello nos afantasma o anula como sujetos.

Se trata de incorporar lo real por decir a la palabra dicha, al saber-lenguaje, a lo que borra al sujeto.

Se trata de bordear la dimensión del goce sin olvidar la función de la palabra.

Litorales convoca a erranzar la palabra, ha hacer creación de lo que ya fue dicho y lo que no fue dicho; de lo que se dice, lo que no se dice, no se quiere decir ni hacer decir; y de lo por decir.

Litorales es una invitación al ágora, a la conversación, a la disertación, al intercambio de referencias y puntos de vista; litorales es una invitación a litoralizar la lengua, la escritura, la letra, la palabra, la duda, la certeza, el lugar común, el olvido del ser, el sesgo, la rutina, la levedad, el peso, la vida, la razón, la lengua del amo y del esclavo, el yo, el tú, el él, el nosotros, el ustedes, el impersonal, donde quiera que se lo encuentre, y también el ello.

 

 

REGRESAR