home.jpg

 

C11

DOS POEMAS

JESÚS NAVA RANERO

 

 

 

AQUÍ ESTAMOS
                                      A Deadez Davis, buen carnal.             
No somos banda nacida de la nada
nuestro grito es violento
nuestro alarido profundo
¿más cómo había de ser?
venimos de las  sombras
de los rincones oscuros
de los desperdicios
somos si se asume
la coladera de la sociedad.
Vagabundos nocturnos
emergentes del lugar asignado
pero no asumido 
salimos a mirar el exterior
y nos dimos cuenta
que ahí no había sitio para nosotros
que había que hacerlo
reclamarlo
para eso nos valimos de nuestros recursos
de qué otra forma podía ser
cuando el desprecio se vuelve despreciable
y aquí estamos
irrumpiendo en forma violenta
en forma desesperada
en fin
en forma auténtica
porque así hemos crecido
y así hemos sido creados.
Aquí la violencia es norma
y la incultura ley
la miseria se hospeda entre nosotros
fielmente solidaria.
Nos dicen que somos invasores
que caímos del cielo
que somos paracaidistas
los que sin atreverse
recurren a lo dicho
a la sapiencia vana
que estamos aquí por capricho
por no saber vivir
ni querer hacerlo
y esperan que algún día nos larguemos
que dejemos de afear
sin rastro
sin destino
así nomás
a nuestro origen oscuro
como sueño
o como pesadilla
y que así acabemos.
Pero nosotros estamos aquí
no sé hasta cuándo
ni cómo
ni con qué pretexto
pero estamos aquí
empezando a salir
a hacer constancia de nuestra presencia
y corremos
y brincamos
y bailamos
y lloramos
a veces comemos
pero siempre tenemos hambre
también soñamos
algunos atracamos
y otros nos drogamos
o las dos cosas
aquí hasta pareciera
que la vida es juego
y que estamos jugando a la sobrevivencia
para ver quien aguanta más
o quien se fuga primero
pero ya fuimos muchos
y yo no sé hasta cuándo
y aquí estamos
agarrados a las paredes
de esta ciudad sin vida
haciéndolas gritar
a las bardas
a los camiones
a los espacios que nos acompañan
salvándolos del anonimato cotidiano
y aquí estamos
y estamos sucios
estamos malos
y estamos feos
sin frases rimbombantes
con chinguen a su madre
con putos
y culeros
que comimos chavos
y nos comunicaron
y nos socializaron
como dicen algunos.
Nuestra poesía es así
nuestra prosa
y nuestras posibilidades son así
son así
así somos
así vivimos
desde aquí salimos
en busca de espacios propios
de estilos diferentes
y métricas
y simétricas
hacedoras de historia.
Venimos hasta el rincón oscuro
del tedio y la desidia
a mirarte a los ojos
a molestarte
a golpearte la vida
para que la saques
para que nos invites a mirarte
y nos digas también de qué estás hecho
y qué ha pasado contigo
así
tal vez
si somos más
logremos escucharnos
y hacernos escuchar.

 

 

 

VUELA TAN BAJO EL SOL

“la vieja corrupción vestida de amarillo
prostituyó la carne ¡ha, qué malvada bestia!
William Blake

En mi país la izquierda es un árbol sin sombra
los que invirtieron la esperanza
se dan el lujo de salir a escena con su bacinica bajo el brazo
al más puro y transparente estilo
de la pasión que hizo agua
y se quedó interés
sin asombro y sin brújula,

nadie finge demencia
se trata de atrapar el pez y de repartirse el pan sin comentarios
y no se crea o se piense dialécticamente que atrás ya fue
o que antes no es después
los que ascienden al poder
así se digan descendientes de la más pura y santa cepa
se sienten ley
asesinan a su padre
y se dicen defraudados por la madre que los parió,

la ceguera no es un ángel azul
los guiños valen lo que cada iluminado invierte
desde su propio laberinto
el artefacto es una estructura que funciona
loba en celo de izquierdas y derechas
democracia mercantil sin adjetivos,

se presiente que la tarde cae
que el espectáculo comienza
la civilización insiste en hacer paisaje y
alcanzar la gloriosa eternidad,  

el amo y el esclavo están presentes,

abanica el sueño de la fraternidad universal
se festejan los fuera de lugar
en la tierra de los cíclopes la ilusión manda
los que callan no callan pero callan
los que dicen saber suspiran hondo
sea el poder pervertido en los tiempos sin cólera,

se enfatiza el pacto y el consenso
la sociedad civil es otro sueño caliente
viene y va
mete y saca el pie
aparece y desaparece según le venga en culpa el propio escombro
o el ominoso asidero de su propia fragilidad,

hastío y caravanas de terciopelo
cerdos nalgas rosas
oposiciones juntas y revueltas ¡ay José! aguardan turno
confianza en el anteojo no en el ojo dirá Cesar Vallejo,

los actores de pacotilla y las actrices de las campañas electorales
son muy simpáticos 
dan por hecho lo que falta nombrar
inalcanzables cabalgan el imprevisto y resuelven todo
todo lo dan
si la lengua hace agua
ofrecen salvación al que flote de muertito o de perrito

en este circo los que más se divierten
son astutos en el juego de la papa caliente,

he aquí el norte
el sur
el este
y el oeste de la transformación
el punto y la coma
el señuelo señal que hace de velo y dora la píldora,

los que se dicen a la izquierda entran por la salida de la derecha
y también al revés y viceversa
orgía de vaivenes y repeticiones fieles al espectáculo anunciado
jauría y festín,

los celebrantes danzan de tan ligeritos de entusiasmo,

nuevas guapas y guapos se transitan por la pasarela
el poder es un balcón caliente
divos divas
presagio despierto
insustancial abracadabra insustancial
rostro y espejo nuestro,

la patria en vela ni despierta ni se levanta
demandante de pan
retrasada
acude puntual
hace amistad
echa raíz
y se deja seducir por el dueño de las mil máscaras,

son días de cuentos y oscuras cuantas
aprobadas por decreto presidencial,

se anda sin andar y a la intemperie
la institución hace agua
se simula la ley,

el poder día con día reengendra monstruos,

la democracia de las urnas produce extrañas servidumbres
los que aguardan siempre están de luto,

la política se ha vuelto un juego de señales
un cambio de luces a la alta o a la baja
en función de la ley de los mercados,

el entusiasmo anida rumbos
la calle es un lugar de interpretaciones que se desvanecen
es tiempo de sacar la vuelta
de volver a las andadas
y poner en entredicho el humanismo de la humanidad,

algo anuda el deseo impostergable de hacer valer la Ley
y la vida que canta,

más de una señal están aquí
se muestran ojos
nostalgia y piel
restos que esculpen rastros
hrastros que esculpen rostros
y la suma de ausencias que amontonan ¡ya basta!

quien compró la elección oferta absurdos,

espejismos en su aparador
horizontes que se desvanecen
imaginarios que se desmoronan
sus promesas reventadas y
lo que queda del escombro,

sea el poder vertical y sus huestes danzando
alrededor del árbol de la enorme erección
artificial
sin tiempo
sin palabras que nombren
lo que falta nombrar
y sin alma de pájaro.

 

.

.

 

 

REGRESAR