home.jpg

 

C2

¡JULIA DE BURGOS!
Y OTROS POEMAS

Yván Silén

 

 

¡Borracha, Julia de Burgos, inmisericorde
con la nada, masticadora de copas
y de latas! Masticadora de profilácticos
y semen duro, y "poetas", y masticadora

de semen amarillo y de semen de
plástico. ¡Borracha! Habitante de las alcantarillas.
Habitante del suicidio y de las casas de
campaña. Enemiga de Julia de Burgos:

la puta, la burguesa, la tecata.
Hija de dios. Hija de nadie. ¡Terrorista
del amor y de los versos! Fantasma

de todas las caricias: ¡bandera rota!
Masticadora de Orfeo y de Apolo!
¡Masticadora, Julia, de los falos de goma!

28 d' Enero de 2015

¡YO SOY EL NO-SER!

Yo soy el no-ser. Yo soy la nada del zen.
Yo soy el Demonio (el secreto, el oscuro)
de Dios. Yo soy el que anduvo de espalda.
El que anduvo sin pies en las esquinas.

El manirrota. El extraviado. El que
caminó en su camisa de fuerza. El
"ParaÁngel", el que prestaba metáforas:
¡el rostro fatal del Inconsciente!

Yo soy el no-ser. Yo soy la moneda
de la nada. Yo soy el Poeta del Sombrero
de Copa. Yo soy el que orina en las sombras.

Yo soy el prestado, el veloz, el instante.
¡Yo soy el no-ser! ¡Yo soy el que no te ha matado!
¡Yo soy...el rostro fatal del Inconsciente!

15 de septiembre de 2014, Puerto Rico

 

 

ORFEOYVÁN-3:

Los blasfemos hablan detrás de la cruz.
Tienen deseos de matarme, pero no tienen
los cojones para hacerlo. Cocacolizan y
marihuanizan desde la aurora hasta

el ocaso. (Yo poseo los nombres
propios.) Sueñan, desean, anhelan
destruir los ojos de Orfeo, pero Yvano
cada día cantan más. Orfeo cada día
orfea más y los ataca en los callejones

de la colonia yanqui de las heces: Orfeo se
burla, los orina, los escupe y se ríe
del “Festival Anexionista de los Ilotas”:

¿Quién ha de disparar primero? ¿Quién ha de sodomizar
a sus hermanas, a los exaricos --las mariposas--?).
¡El inconsciente es terrible como la risa de Orfeo!

II
El folklore de los nacionalistas es
como las sopas Campbell’s: sopa de semen, sopa
de vidrio y de pétalos amarillos. Los poetas
están vendiendo a las madres en el mercado de

las pulgas, de las moscas, de las ratas.
Estoy fascinado por las tetas de las musas.
El azul es maravilloso como la Peste
Negra de Orfeo. (El lector que me lee

malignamente es un canalla.) Las rosas
de la comunión son infinitas. Los poetas
de los conclaves son retardados mentales: se

clavan los penes en las venas. “Sidizan”, babean y
se clavan las agujas, y se clavan la “fama”.
Los poetas de lo viático…se han robado los ojos.

13 de Octubre de 2014, Puerto Rico

 

 

¡JULIA DE BURGOS: HOMENAJE-4!


"¡Dadme mi número, porque si no, me moriré después de muerta."
Julia de Burgos


El cráneo de Julia de Burgos, su florero, está
lleno de heliconias, de alacranes,
d’escorpiones. El cráneo de Julia de
Burgos está lleno de muertos. No importa…

(te llamarán poeta, como tú has llamado a la nada
nietzscheanamente; como tú has llamado a
Dios atea, oscura, suicida, ovariada,
antitecata, borracha de Dios,

¡pero no importa!) Suicidada en las calles
de Manhattan: suicidada en tus orgasmos sucios,
arenosa, descosida. Julia de Burgos se ha

picado la lengua para masticar la nada.
¡Julia de Burgos se ha cortado el clítoris
para salpicar la mariposa ciega de su vulva!

II
El destino de tu espéculo enloqueció tu alma.
Todos los días ibas al baño a vomitar tu
Cer. Julia de Burgos es la asesina de Julia de
Burgos (tao ovariado el de la nada). Julia de Burgos,

la extraña, la Febe del espejo solitario donde
das contra tu amor tu estorio destrozado,
tu voz destrozada, y tu herida astillada de
beber ante los bares. Las mujeres

te han convertido en la ideología de la muerte:

Julia de Burgos contra ti misma en los orgasmos. Julia
contra la rabia de la tierra, Julia contra tu amor,
Julia amanecida envenenada: ¡Y
Julia…contra los poetas del odio!

III
¡Así has vencido derrotada, así
has perdido en el olor de tu insomnio
tu victoria! Julia extraviada, Julia
atravesada y Julia apostada contra la Julia

de nadie que juega a la muerte en las ruletas
de las fiestas patronales. Julia contra el
ataúd de ser tú misma. Julia contra las mamadas
de Orfeo y contra el zen del Cer. ¡Julia desierta

la vulva contra los dados falsos de Mallarmé!
Julia apostando su pezón simbólico contra el Tarot
de la princesa sublime. Julia a pie

por los columpios rotos. Julia de pie
esperando a los Orgasmos. Julia sola. ¡Julia,
ereba, celebrando el suicidio de tu nombre!

IV
Los gnomos vinieron a robarte la poesía
y nadie creyó en ti cuando estabas viva,
y nadie, Parsífae, casi nadie, ninguna, creyó
en ti cuando estabas borracha, cuando

estabas poeta, bellaca, sensual, lasciva.
Traficando falos de vidrio, falos de astillas,
falos de goma (de clavos, de alcayatas),
de agujas, de tachuelas, de espuelas, mientras te

sentabas infeliz ajenamente contra ti ajena.
Y la discordia d’Eris no quiso abandonarte nunca
en la basura. Biblis y Mirra te envidiaron, y tú

las codiciaste vehementemente loca
para que las féminas acuciosas
tacharan tu nombre. Te acostaste ebria…

V
con Astaroth (y le robaste madremente el zen
de Iván.) Filosofaste, rosa tras rosa,
falo tras falo, nada tras nada:
¡Reina, tú, de la república, reina, tú, de la muerte!

Los pendejos te atacaron y te atacan para
apetecerte lírica y clítorismente
contra la nada. Tu traje de novia era
la ausencia. Y tu orgasmo era la nada. El falo

que te desgarraba el esfínter era aún
la nada. Y Nietzsche soñó con querer tu
coño de nada. Y prefirió amar a Salomé.

Prefirió concupizar tu nihilismo de vulva
(de Cer). Y prefiste la muerte vacía y
anhelaste el falo del Cristo astillado.

VI
No había razón de ser. No hubo razón de nada.
El sueño de ti misma sólo fueron tus huesos.
Anhelaste a la muerte astilladamente del madero.
Leto te adoptó contra el suicidio. Leto

te adoptó contra Medusa. Preferiste a
la muerte, Idiota, de la nada. Agnósticamente,
deseaste las galerías de tu nombre borrado:
¡Reina, tú, de la república, reina, tú, de la muerte!

Tu nada budista, matospaolistamente, atea,
y tu nada negra, tu nada blanca, tu
nada de lapa, virgen, delató la nada de

los locos. Felaciaste contra las rejas de los que
escupen tu nombre. ¡Cunilinguísticamente…
los gnomos…vinieron a robarte la poesía!

18 de Mayo de 2014, Puerto Rico

 

 

 

REGRESAR