home.jpg

 

C5

JESÚS NAVA RANERO

(POEMAS)

 

 

 

Acto   
 A Carmen Ranero
En el borde
de un tiempo
personal 
y sin prisa
desanudas 
las letras
que cantaste
en tu nombre
las devuelves
desnuda
al silencio
que nombra
te declaras
caída
te pronuncias
en falta
y te entregas
al agua.

Freudiana
Nada menos real
que este cuerpo que imagino
nada menos frágil que este cuerpo
que se desmorona.

Erranza
Es un ciego el que ve
la luna negra
la sal en las paredes
una lluvia marchita
y oxidada
horizontes
de anhelo en las pupilas.

De-letrear
  A Carmen Váscones
Escribir es el acto
de hacer arder la ley
con la letra que anuda
radical en su ausencia
la palabra inconclusa.

Me consta
               A Francisco Zapata
Me consta
que te he visto volar  
andar conejo
rebasar el umbral
me consta verte
provocar el trueno
doblar el tiempo
desafiar el azar
me consta verte
conversar con Bob Dylan
vibrar la espuela
derrotar el silencio
saborearte tu pan
me consta
que has vivido
y haz bebido 
con pirados que saltan
o se prenden al paso
de los prendidos pasos
de tu humanidad…
me consta que haz bebido
y  has vivido.

Cuerpo
El cuerpo es el tan tam
de todo umbral
el punto de partida y el retorno
el duende
el cascabel
las rumbas y los rumbos
los nombres que lo habitan
los textos y los tactos
aquel beso que fue
la letra por bailar
el vino por beber
la charla
los compases
y la apuesta inconclusa.

Incompletud
A Flavio: un bohemio a ras del ala.
Querido errante en ala
voyerista de mundos
el paisaje en su causa
la fractura interior
que se muestra desnuda;
dionisiaco andariego
eres suma sumando
tienes hambre de ser
más allá de tu ser
y una sed infinita;
te admiramos, flamenco
y si fuera posible
cada cual en sus letras
ayunaría por ti
cabalgaría en tu nombre
hasta el séptimo infierno
para darte la clave
del enigma en tus marcas;
trotamundos gitano
tan judío en tu perfil
eres árbol mayor
y me cruje en el alma
no tener para darte
lo que tengo por falta
y que tanto te falta.

Despertar/ser
Bienvenidos a la cruda
realidad monterroseana
a seguir empujando
el tren varado
multiplicando el riel,
la letra, el vino, el pan
sin cesar de bailar,
cantar, amar, soñar
hasta que vuele.

Mi país
Aquí el llanto llora
el dolor conoce el dolor
la mentira rebasa la mentira
y la noche es tanta
que ya no se le ve;
en los oscuros pechos
de estos profundos pozos
se maman hace tiempo
horrorosas verdades.

Del olvido del ser
Amasijo de escombros
y barro de la tumba
en qué lugar perdiste 
primavera, en qué lugar
te robaron la historia
que la flor se quedó
sin colibrí y el guerrero
olvidó su compromiso.

.

 

 

REGRESAR