home.jpg

 

P5

EL DISCURSO
DEL POSTCAPITALISMO:
UN AUSSCHLIEBEN

ERIKA SALDAÑA PÉREZ

 

A Guillermo, con amoUr

 

Resumen: El discurso del postcapitalismo esta anudado en el  mercado y  el avance  de las industrias  farmacéuticas, tecnológicas y de productos para el consumo, lo que constituye nuevas construcciones subjetivas tales como individualismo, egocentrismo, competitividad, racismo, rechazo y expulsión. Pero sobre todo ha ido constituyendo cada vez con más velocidad la posición subjetiva del asusschlieBen, un fuera de banda el querer o fuera de banda el amar.

Palabras clave. Discurso del postcapitalismo, industrias, ausschlieBen, subjetividad, seducción.

 

“… el discurso capitalista… es algo locamente astuto, ¿he?”

Lacan, 12 de Mayo 1972.

El discurso del postcapitalismo  “…Se basa en los principios del mercado, juego libre de las fuerzas en el mercado, libre empresa, libre iniciativa, competitividad, productividad, lucro, economía de escala, ventajas comparativas, división internacional del trabajo,…”(1),  y con las corporaciones industriales transnacionales ha instituido discursos postpolíticos-- económicos que han sobredeterminado los procesos sociales,  culturales, educativos,  administrativos, tecnológicos y económicos.

El postcapitalismo en relación con las industrias constituyen en la cultura formas de sentir, de vivir, de gozar, de pensar,  de imitar;  y mediante los gadgets realizan la operación lógica de consumo, productividad e individualismo. Por lo que éste  discurso es socializador y civilizador de una nueva cultura tecnológica y consumista. “… la razón instrumental penetra hondo en todos los  rincones de la sociedad. Invade las organizaciones e instituciones sociales, económicas, políticas, culturales, religiosas, científicas y artísticas,… Lo público y lo privado se componen por las técnicas de la razón instrumental…”(2)  y en su lógica la subjetividad  es dislocada del lugar de lo simbólico.  La razón instrumental en el discurso del postcapitalismo: un ausschlieBen,   es la lógica que impera en lo más íntimo de las industrias farmacéuticas, las industrias de productos del consumo y las industrias tecnológicas.

La industria farmacéutica tiene como propósito el descubrimiento, producción y comercialización  de medicamentos para la preservación de la salud aumentando la calidad de la esperanza de vida.(3)  La industria de productos del consumo instituye un espacio para las acciones de un mercado libre y globalizado proporcionando una política que fortalece estrategias de mercado y posición de las marcas en los consumidores para la competitividad.  La industria tecnológica permite que la industria del entretenimiento se consolide en el mercado y obtenga alcance global y a la vez  se encarga de la difusión masiva de productos del consumo y propagación de conocimientos “científicos”.(4)  

El discurso del postcapitalismo  con relación a las discursividades de las industrias recalca de una manera no ontológica en los sujetos cuestiones sobre  sexo y  muerte;  prometiendo felicidad, salud, juventud,  calidad de vida y sexual mediante la producción de objetos: medicamentos fantasía, cirugías plásticas, cursos de seducción y de educación para la sexualidad que son una plaga en la publicidad que emiten medios de comunicación y sitios web.

Los objetos consumo no corresponden a las demandas  subjetivas y sociales;  sin embargo,  cada vez más inscriben a los sujetos en su lógica de felicidad y juventud eterna.  Las consecuencias son  sujetos que sufren de extrañeza: de la vida, del amor, de la muerte, del sexo, de la palabra.

El sujeto no produce, no demanda, no se pregunta. Está invadido por una red de gadgets,  que por la velocidad, el consumo y los avances lo atrapan.  Los nuevos problemas cruciales del psicoanálisis se remiten a este lugar con exceso de sentido y donde la existenciaria: sexo-muerte están desplazados.  En este sentido el discurso del postcapitalismo realiza una operación de ausschlieBen, de  poner fuera de banda al querer / al amar.

 

 

DEL PORNO A LA “SEDUCCCIÓN”.
“La obscenidad quema y consume su objeto”
Baudrillard, J. 1989.

En el discurso del postcapitalismo el lugar del sexo y de la muerte se remite a lo porno, a lo obsceno, al exceso, a una posibilidad exagerada y violenta,  Jean Baudrillard, señala que el porno hace más real lo real, ya que está activado desde una multiplicidad de signos que rayan en lo grotesco y  esto no da lugar al deseo y ni a la  seducción. 

Para Baudrillard el porno ha pasado por giros culturales, - se  podría  decir que serían giros de industria cultural (mercado)- .  “Indistinción del cuerpo y de la cara en una cultura total de las apariencias – distinción  del cuerpo y de la cara en una cultura del sentido (el cuerpo se vuelve en ella  monstruosamente visible, se vuelve el signo de un monstruo llamado deseo) – después triunfo total, en el porno,  de ese cuerpo obsceno, hasta llegar a la desaparición de la cara;…, la desnudez funcional lo borra todo con la espectacularidad única del sexo… [y de la muerte]”.(5)   En este último giro aparece una  sobresignificación excesiva que se juega en la representación de la carne, de los orificios, de lo grotesco, es un juego violento que “ha neutralizado la tolerancia”, la desnudez funcional hace carnaval.  Siguiendo al autor y a las lecturas del presente se incorpora un giro más, que con  la globalización, el mercado libre,  las políticas y las industrias aparece:   El  giro  del porno a la “seducción”, dentro de los sitios web, en donde la “seducción” es un  otro gadgets que promete satisfacción, autenticidad y  sexualidad.

Un sitio web muy conocido y difundido en Argentina, Chile, Uruguay, Colombia y México es “levantartseduccion.com”. Quienes imparten seminarios de seducción titulados “AtraXion ONLINE”, y que va por niveles. Otro es “tentarte.com.ar “el sabor de la seducción”,  dedicado a mujeres, este sitio oferta cursos-taller de dos días o unas cuantas semanas, como por ejemplo “el arte de agasajar y Strip y seducción”.  Un sitio parecido pero dedicado a los hombres es “seducción Delta” que se designa como “destinada a hombres auténticos”.  Otro sitio de este tipo es “seduccionpráctica.com” que en su mismo slogan publicitario dice a la letra “Talleres y cursos de seducción para aprender a ligar y a seducir”.  Los cursos que brindan se basan en ejes temáticos como el juego y la sexualización.

En una búsqueda más, sobre los 100 sitios web más visitados en el 2015, se encuentra en el número 15 “Twoo.com una red social para la búsqueda y contacto de pareja”.    En el número 51 “Bet365.es un sitio de apuestas deportivas, casino y póquer” y en el número  66 “Xataka.com,  un blog colectivo dedicado a la actualidad relacionada con los gadgets yla tecnología”.(6)   Cabe preguntar,  ¿la seducción se enseña, hay teoría de la seducción; se enseña el amar?

En el discurso del postcapitalismo  todo es producido en gadgets y representaciones, es un discurso de-mostrador excesiva.  En pocas palabras y siguiendo a Baudrillard:  “En eso no hay nunca seducción, ni siquiera en el porno  [ni en los seminarios, cursos, conocimientos, saberes, dinámicas y juegos que brindan los sitios web al consumidor], porque es producción inmediata de actos sexuales, actualidad feroz del placer, no hay ninguna seducción en esos cuerpos atravesados por una mirada literalmente aspirada por el vacío de la transparencia – pero, tampoco hay sombra de seducción en el universo de la producción, regido por el principio de transparencia de las fuerzas en el orden de los fenómenos visibles y computables: objetos, maquinas, actos sexuales o producto nacional bruto”.(7)

Las industrias ponen  fuera de banda el querer /el amar, la seducción: el sexo-la muerte.  La dimensión simbólica queda desplazada en ese fuera de banda y a la vez origina una extrañeza en los sujetos que cada vez se tornan más consumidores.  “… No se puede liberar a las fuerzas productivas sin querer <<liberar>> el sexo de su función bruta: lo uno es tan obsceno como lo otro.  Corrupción realista del sexo, corrupción productivista del trabajo – un mismo síntoma, un mismo combate”.(8)  Los sitios web se vuelven lugares de dominación, civilización y socialización de los sujetos y mediante conocimientos científicos y prácticos incorporan su lógica de mercado.  Cabe destacar que  en estos sitios se cruzan discursos: capitalista-postcapitalista-mercado y el universitario-científico-técnico. 

Cualquier gadgets será astuto, pero tiene un logro inmediato y una “satisfacción” que se desvanece, es insostenible por su velocidad, por ser efímero, ya que se consuma al consumirse y  como dice Lacan está “destinado a estallar”.  “…solo hay un síntoma social: cada individuo es realmente un proletariado, es decir,  no tiene ningún discurso con que hacer lazo social, dicho con otro término semblante… por eso mismo todo sigue exactamente igual”.(9)

   

Gustave Courbet: El origen del mundo. (1866).

 

 

“LAS COSAS DEL AMOR”
“Sócrates… Él sabía como nosotros que al ente le hace falta tiempo para hacerse al ser”.
Lacan, Radiofonía, 1970.

Sexo-muerte están en la lengua y le hacen signo.  “El deseo es, propiamente, la pasión del significante, es decir el efecto del significante en el animal al que signa, y en el cual la práctica del lenguaje hace surgir un sujeto – un sujeto no simplemente descentrado, sino condenado a sostenerse tan sólo con un significante que se repite, es decir, a sostenerse dividido”.(10)

La falta, la castración como significante que se repite y se sostiene, es sostenerse en su deseo: “la pasión del significante”.  Elevar lalengua al nivel de la Cosa es amar el vacío, la castración, la hiancia –como dirá Serge Andrei “al significante de la Cosa”.   Lo que concierne al sujeto es el significante que hace existencia y que da lugar al no-todo, a lo imposible de nombrar, de saber, de tener, la imposibilidad del sexo.

No hay saber ni enseñanza de la sexualidad, ni de la muerte, ni del amar, ni de la seducción.  Estamos en falta.   Solo queda “contar”, “hablar”,  “hacer discurso”.  Equivocarnos y experienciar.  Tejer, cortar, medir y volver a tejer “las cosas del amor”.  “No hay teoría del amor sino las cosas del amor”-Lacan.  Si el amor está en el vacío y no se alcanza,  en consecuencia entra en el  juego (spiel) la seducción y hace que la posición subjetiva haga discurso, un lazo con el sexo-con la muerte: la palabra.

 

 

“No hay amor más que para un ser que puede hablar”.
Lacan.

Ahí, en el túnel, me encontraba cargando una  biblioteca azul.

Él…

¿Llegó?

Una multitud de colores andantes veía surgir por el pasillo.

Llegó!!!

Venía luciendo oscuridad que cubría su piel.

Él sonrió y  sus brazos se posesionaron de la biblioteca azul.

Mire la nieve en su piel que destacaba por el negro que lo cubría.  Una belleza sublime envolvía mi mirada y en un momento sus ojos olivo mordieron…

Eros sublime, cruel, enloquecedor, guerrero, un suspiro que vive en el instante de la muerte; un niño y a la vez un amante como él.

Tiempo… el erotismo inundaba la pantalla.    Él se sentó sin saber que un lugar aparentemente vacío lo ocupaba yo.  Con un salto atrás esquive su mirada, su aroma, su respiración.

Un tiempo anterior veía su silencio que miraba.

Un día escribió: “Un bonito viaje”… y electros hablantes a  la Kardia, más mi voluntad fue interrumpida. El miedo realiza su tarea, inmóvil y seca,  Impido el llamado.  No vuelve.

Eros jugando con Psyque……..

Un medio día nublado de junio, él acontece como un sol que se reflejaba en mi ropaje.

Descubro su mirada, su piel y su aroma… escucha mis risueños fracasos, escucho su emoción.  Me arrojo al océano sin salvavidas, las olas me arrastran a dar un lugar…

Sí!

Un café

El color de la  muerte es de una inexplicable belleza, es…. Un resplandor… volver a las palabras que hacen vuelcos, revuelcos, ecos.

Eros y las Moiras construyen una danza más allá de las palabras.

Voy caminando, una luciérnaga en la palma de mi mano y la intensa oscuridad que fabrica la muerte, la falta, la angustia, el fracaso… Caminando…. Caminando… caminando…

   

Gustave Courbet: Femme nue couchée. (1862).

10-11 de julio del 2015. Coyoacán.

 

 

NOTAS

1

Ianni Octavio, La sociedad global, Cuarta edición, Siglo XXI, México, 2004, p. 95.

2 Ibíd., p. 124.
3 Ver: www.canifarma.org.mx
4 Ver: www.pwc.com
5 Baudrillard Jean, De la seducción, Primera reimpresión, REI, México, 1992, pp. 37 y 38.
6 Ver: www.nortipc.com
7 Baudrillard J., op.cit., p.39.
8 Ibíd., p. 37.
9 Lacan Jacques,  La tercera, Séptima reimpresión,  Manantial, Buenos Aires, 2010, p. 86.
10

Lacan Jacques, Breve discurso en la O.R.T.F.  Séptima reimpresión, Manantial, Buenos Aires, 2010, p. 39.

 

BIBLIOGRAFIA.

Ianni Octavio, La sociedad global, Cuarta edición, Siglo XXI, México, 2004.

www.canifarma.org.mx

www.pwc.com

Baudrillard Jean, De la seducción, Primera reimpresión, REI, México, 1992.

www.nortipc.com

Lacan Jacques,  La tercera, En: Intervenciones y textos 2, Séptima reimpresión,  Manantial, Buenos Aires, 2010.

Lacan Jacques, Breve discurso en la O.R.T.F., En:   Intervenciones y textos 2, Séptima reimpresión, Manantial, Buenos Aires, 2010.

 

 

 

 

REGRESAR