home.jpg

 

C2

LOS TAXIS
Y OTROS POEMAS


YVÁN SILÉN

 

 

LOS TAXIS AMARILLOS

Me robaste los taxis amarillos
en donde yo furioso leía
los “Pulpos de la de muerte”. En donde
yo barría la arena amontonada

en los asientos descosidos, en do
cosía la pajilla de los espaldares deshechos
de la tela de la muerte. Y amontonaba a
los pasajeros en los baúles

que olían a salitre, a caracol, a algas,
a los turistas inciertos, oscuros.
¡Me robaste los taxis amarillos! Y los

breves de coco se cortaban la cabeza.
La noche era oscura como un cuento.
Los taxis luminosos . . . eran de lata.

*****

21 de diciembre de 2016
Puerto Rico

 

YO SOY EL QUE PIENSA LA TERNURA

¡Yo soy el patriarca Zen del No sé! / ¡Yo soy el próximo! ¡Yo soy el acercado, yo / soy el ajeno! ¡Yo soy el Mu! ¡Yo soy el todavía! / ¡Yo soy el que piensa con el falo! /

Yo soy el que "despiensa" la ternura. / Yo soy el peligro. Yo soy el prójimo. / Yo soy el enemigo. Yo soy el que tenía /
que venir con un gemelo idiota, con un hermano /

mielgo, con un bolsillo roto, y yo / me desbordo, porque no me basto de ser, / lo que soy y lo que he sido. No me canso /

de morir lo que he muerto. Ni me canso de morir / lo que cenizo del Zen. ¡Yo soy el que debo zenizar / azul . . . contra las últimas ramas del desastre! /

3 de abril de 2017
Puerto Rico

 

¡CRISTO Y MARÍA!...

Cristo se derramaba de sí mismo. / Cristo pedaba de dolor y orinaba de angustia. / 
El ocaso era más oscuro que / la sangre. La virgen sangraba semen / 

de los senos y sangraba astillas de / la cruz... Su vulva se llenaba de viruta y / se llenaba de costra: los alacranes / se arrastraban en la sangre y cantaban: /

¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡A aquél que viene Ateo / del averno de Dios! ¡Aleluya a / los escorpiones que tejen a la Virgen! / 

Cristo pedaba de dolor y orinaba de angustia! / (Las muñecas de cristal están llorando guata!) / ¡Los alacranes se arrastran ... contra el semen de la virgen!

13 de abril de 2017
Puerto Rico

 

YO EPÓNIMO

Yo Epónimo ante los héroes que aplauden
con una sola mano. & yo soy el Epónimo
que orina con un solo ojo, y el Epónimo
de la muerte que escribe con un solo cadáver.
Yo aguardo contra el semen de los payasos
que se extinga en los amigos que codician
mis amantes. Y espero que las navajas se
pudran y que los tecatos gangrenen
toda la envidia de la poesía de Iván. Y
sé que los epónimos del sida se
parecen a las jeringuillas de Pedro.
Yo infecto a la poesía con la pus de las escafandras,
y pudro mis sonetos con las rosas manchadas. 
Yo espero a Dios . . . en el amor de las muchachas.
*****
7 de mayo de 2017
Puerto Rico

 

EINSTEIN

La poesía como la luz es automática.
Pensar la luz es pensar la poesía.
Pensar la luz es pensar la lámpara. 
La poesía es instantánea como la luz.
Pensar la luz es pensar las rosas curvas.
Las rosas de la aurora son instantáneas.
El universo está revelando los enigmas.
Dios está escribiendo los ruiseñores de la luz.
Los pájaros trafican la gravedad.
Lo súbito del Zen es instantáneo.
Nadie ve a Dios y nadie ve la energía oscura.
El sueño está contemplando la poesía.
El sueño es los emilios de Dios.
¡Escribir la luz . . . es escribir los ruiseñores!
*****
26 de abril de 2017
Puerto Rico

 

 

 

 

REGRESAR