home.jpg
Imagen14.png

 

CANCIÓN IMPLACABLE

Mario Santiago*

 

 

Me cago en Dios

& en todos sus muertos

Me cago en la hostia

& en coñito de la virgen

Me cago en los muertos

Del Dios de Dios

en la soberbia de Federico Nietzsche

en el cuerpo tembloroso e mi alma

& en las ortigas al aire del ateo

en la muerte prematura de los justos

en la fugacidad del coito & sus centellas

en el verbo animal


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la imaginación-rizoma

En los textos del saber tan destetado

En la raja de los mundos

yo me cago

Concentrado en el incendio de mis poros

en este alcohol-maleza que me cimbra

en el ojo infinito de mis huellas

en el furor salvaje del desmadre

en la imposible muerte & sus ofrendas

en el barro del áspid que calienta

en las rocas de la amada

en la levitación de mi calaca

en el cojo corazón de lo innombrable

En el aleph acuoso de mis llagas

en la vítrea desazón de mi asesino

en la mano del placer

en la droga anidada en sus colmillos

En el ogro filantrópico y su esposa

en la tumba del azar tan manoseada

en el germen de la lírica/que es caca

En la boñiga aérea

en las lagañas topas

en el cráneo de todo esplendor de Charleville

En las ratas que aún huyen del Mar Ebrio

en lo blando

en lo fofo

& en lo inerme

En el eructo del éter de los sapos

en las sangres hirvientes

en las sombras

en el rosa gargajo de las albas

en el vidrio insensato que he escogido como calle

en las barrancas de Venus tumefacta

En el platón del festín

en las bacinicas de la tregua

en el hongo podrido & su tridente

En el genealógico tumor de la US Army

en el extenso linaje de la mierda

Abismo & resplandor / azar & viento

Vena abierta de cocxis a clavícula

Rezago de embriaguez

Llama de arpas embozadas

En las ingles sin axilas de Dios-inventamuertos

en el suave & múltiple rumor que hacen 2 lágrimas

: en el mar : en sus desiertos :

& en mi mismo.

 

DEVOCIÓN CHEROKEE

Mario Santiago

 

Poesía atroz / te amo de siempre

Gatees silbes muerdas o vueles

Hembrita mía coño encharcado pétalo santo

Sin otra opción hurgo en tus astros

Mi yo eres tú / vamos al rastro : sangre de pálpitos

Belleza alada rompes mis ancas

Me traes de 1 alba

De 1 sol obtuso / vidrio de barda

No me regreses / plasma gandalla

En ti soy otro / pulso mis ganas

escribo: meo: cojo: rezumo: bailo con ratas

No hay muerte

No hay calma

Contigo / oleajes

lunas / saharas

En riel de 1 hueco / ¿Qué hay increado?

No muevo el rostro

No escupo nada

Nomás te miro

Soy tu destello

Eres mi hacha.

 

LA ÚLTIMA BALADA DEL SOL

Mario Santiago

 

What sagein the darkness?

Allen Gisberg

(Para ser cantada en la boca-granada abierta del Metro)

I

Qué muchacha

nos acompañará

en estas madrugadas / casi muertas

bajo este viento

1/2 animal 1/2 estatua

(70% guacamaya disecada)

qué muchacha nos acompañará

qué revólver

qué canción

II

¿Será 1 hoguera tribal

la cáscara alborotada de sus muslos?

¿1 florero-aroma de gladiolas

la varita de incienso de su clítoris?

¿Aparecerá el pueblo fantasma de mi boca

entre las rocas de sus mapas genitales?

¿entre la excitación-caleidoscopio de sus fuegos pálidos?

¿Arderá en ella el altamar?

¿Los cromosomas de sus veleros tendrán alas?

III

Qué muchacha nos asoleará

ahora que la sangre nos es tinta

taquicardia de octopus hechizado

porque la música-hacha de piedra de los Who

estampada a las ubres de 1 espectro verde

se acerca sonajeando irremediablemente

1 claro presagio de adrenalina arapantanos

IV

What sage in the darkness

dice Ginsberg

/qué pedo: qué explosión

en las salidas de emergencia /

Camino al Desolations Pub

Camino a la Inconciencias Factory

Cuál entre todas las muchachas

va a ser la que se acerque primero con su pezón derecho

y 1 flor del diablo subrayándole los ojos

¿La encontraremos pelándonos sus órbitas

exigiendo 1 poro más de ácido & naranjas

en plena Piazza De Navonna

en el Cuadrante de la Soledad mexicanito?

¿Saludará con 1 dejémoslo todo todo/ nuevamente?

¿Invitará a 1 safari sin escalas al interior de su torta mordisqueada?

Qué salud: qué verdad: qué tenaza de cangrejo

qué verso de Msses Adriane Rich la oiremos inyectarnos

¿Será ella 1 hija inconfundible

De Frank Zappa & Nina Hagen?

¿Bongocearán sus labios

hipnos/ maldiciones/ epilepsias?

¿respiraciones que sólo se dan

cuando baja sus cortinas el pulmón de1loco?

Que muchacha nos acompañará

lava abajo

hacia el fin del fin

del callejón.

 

1 LUCA

Mario Santiago

 

La Plaza de Santo Domingo

Está en un billete de milagro

Oh la efímera edad de las manos

Plumas de papiro lacrado

1 desempleado recuerda

la conducta del sol

no el desdén de los bancos

Le faltó agua a la fuente

de ese pañal monetario

/El Palacio de la Inquisición

sigue crujiendo a 1 lado/

& escribanos a sueldo

cantineros cansados

noviecitas de Acuña a la vuelta de 1 siglo

Por aquí la rolo también W. Burroughs

Vasconcelos se eclipsaba hecho 1 fuego

hacia las piernas de Adriana

Enfermaba de tisis

la aún erecta ciudad

Por 1 carro de estos papeles

Me la hubiera mamado Fuensanta

Que 1 luca decida mi vida

no lo soporta mi rabia

En la plaza de 1 día

de invisibles campanas

1 desempleado recuerda

& su amor por vivir

se dibuja

vuelto espuma

/corazón de baldosas/.

 

JOSÉ REVUELTAS

(El día de su expulsión de la Liga Leninista Espartaco)

Mario Santiago

 

Esclavo inmigrante en el planeta Tierra

así me dicen sacándole el poto a la jeringa evidente de mis ojos

Aliento de taladro / patas de aguarrás

Yo amo como el Indio Bedoya en Sierra Madre

Port Clignancourt me achica el pito

Del Hostal El Molinón / no he arrancado ni aguas nimias

La estancia de mi ser: la sed de mi estandarte

se llama Locura Total o me despido

Miren que contaminado de normales el bajovientre de esta estepa

Bugambilia marchita a la que se le escabulló el Deseo

Miren / absorviendo

en la hora celestial del ojo

el peso de las hordas que celebran el furor

de 1 cuchillo que no olvido

La dialéctica tiene patas de cangrejo /Uyuyuy/

& al error de esta materia inanimada

que lo saje su chingada madre

porque yo ya me cansé

& de pilón y posdata:

Al Ministro de Disparates del País de Liliput

sólo ruego & deseo que se lo lave.

 

TE HAS FIJADO CÓMO EL SENA YA NO NOS MIRA A LOS OJOS & LA GARE DE LYON LA HAN LLENADO CON PROPAGANDA OFRECIENDO $$ POR LA CAPTURA DE LA BANDA BAADER- MEINHOF?

Mario Santiago

 

Acaricio mi próximo suicidio

como mi poema más punzocortante

como mi poema más perfecto

En la butacas-Kenacort & Valium 10

de 1 baratísimo cine de Barbes-Rochechouart

besando con besos de rata rabiosamente blanca

los muslos-maceta de flores

de Margarita/ dueña & señora de mis risas

& la acaricio: la acaricio

como 1 borracho/ su hígado deshecho/

o 1 expulsado del Partido Comunista

la voz con que gritó: A la mierda con Marx

Se lo lavan/ con orines de Utopía

& si la película de Bogart la pasan fracturada o casi ciega

o la flauta mágica de hash

no alcanza a tapizar con doblones españoles

el crecido –hinchadísimo- galeón de mis pulmones

Qué acción heroica

qué mueca keatoniana

va a quedarnos

si no la de tendernos catalépticaluciferinamente

en posición de muertos

sobre el lomo-sal reseca e 1 vía de ferrocarril imaginaria

& ahí/ desde esa posición/ desde ese encierro

paseamos nuestra pata menos acalambrada

por el foco menos fundido de los ojos

& que el pelo de la mollera se confunda con el pelo de los güevos

las erupciones del Monte Venus

con la lava de la Mente-Rajatabla

Mientras cantamos con el estómago vacío

1 champurrado

eufórico de la rola: Ther s No Future

& nos tiramos a fondo

¿pozos?/ ¿buzos?/ ¿gambusinos?/ ¿tlachiqueros de qué?

 

PARA BLANCA MARGARITA CABALLERO QUINTANA FLOR SILVESTRE DE LA SIERRA DE HUANCAYO TERROR DE LAS GALERÍAS LAFAYETTE

Mario Santiago

 

Tuyos son los poemas que ya no escribo

mis pesadillas en voz alta en las islas de corales

mis manos de reata mojada

mis bolsillos ya sin dientes

( Aleluya-Stress)

los besos que se me vuelven

bacterias apedreadas en los viñedos

rayoneados de mi piel

Tuyo/ el salario

que ni en broma cobro

las horas que regalo

al ala borracha del albatro

Volviéndome loco

con la inocencia rocallosa

de las pastoras palestinas

/sus dedos que me saben

algo a 1 pistoleteada

por el aliento de mi maestro Henry Millar/

Enterrado en los ganglios de esa arena

más salada que el culo sodomita de los ángeles

Resucitado/masacrado por tantos desamores

ataúdes que aparecieron pin-up girls de maneras agradables

con los que no fue posible jinetear ni ½ crin

de 1 paraíso medianamente venenoso

& sin embargo aquí me tienes

con este hocico de caimán

salpicándote triángulos de espuma

en puertos/ que me han obligado

a volverme muelle bocana calurosa

calamar que sobrevive por la seducción embriagadora de sus saltos

(las leyendas que me es delicioso calentar

en la red-amenaza-desafío de unas axilas amiguitas)

Como me ves: Como me oyes

Contigo & sin ti

a través de la distancia

dueño todavía de los músculos

que le dan sabor & picadura a mi sonrisa

Quetzalcóatl de los pobres

Monjeloco de tus muslos de gladiola

esperando aún arponear el talón volador de 1 hastaluego

el regreso agitado: ruidosísimo

a esas polvaredas donde aprendí

desabotonadamente a deletrearte

Dibujando tus nalgas en mis venas

& el dibujo de tus nalgas en mis venas

volviéndolo a grabaren las manos epilépticas del mar

Siempre como 1 de esas lunas imprevistas

que provocaron el infartote los subways descuidados

Ayer: hoy & mañana –de repente-

desde los lotes baldíos de mi demencia-fedayín.

 

*Pocos como el poeta Mario Santiago Papasquiaro pulsan rumbo y celebran rumbas allá por donde insiste el salto a la chingada; ese bellísimo no lugar donde rumora en sombras lo que aletea en los restos que la razón engendra y de verdad no es posible saber quién va, ni quién regresa, una vez echado a andar el verbo y soltado lo que se dice el pie tras la huella de un árbol sobre rieles sin fondo. Este especial poeta marcó el tiempo de su generación con el sístole y diástole de su inmejorable rabiosa actitud y ruidoso talante. Ahí donde ya no está, sin que ello implique dejar de ser, lo encontramos en sus textos, aunque ciertamente debemos admitir que se le extraña, que infrarrealipoéticamente se le extraña.

Jesús Nava 

 


 

 

REGRESAR