home.jpg

 

C5

POEMAS DE CARMEN VÁSCONES

 

 

Amores de agua entre río y mar *

La madera juega con el vientre de la tierra
Filos de cuerpos se tocan como serpientes -pican deseos / se zambullen
Ondas de sonidos se ensartan entre gotitas de luz
La Z parece laberintos de vacíos dentro de surcos
La S senos de lunas señal sin duelo
La H hebra de dos juntándose en la memoria
En la desembocadura se unen labios de ellas
Nace canto de crepúsculo en piel sin nada
Deja de ser opaca la mirada ante grito aquel
Nacen No rotundos ante la ablación de la flor ébano
¿El reflejo deja de sangrar en el tiempo?
La navaja se afila en la piedra y la mente femenina está alerta a ese ruido
¿Quién se une a mí para abrir el silencio y dejar escuchar el grito?
¿Quién suspende la mano del rito antes que la soledad caiga sobre más clítoris cenizos?
En charcos de dolor y temporal de caos la silueta del nombre anónimo
La sombra huye adónde
La mente femenina no se permite el deslumbramiento
La lucha: erradicar la mutilación y situar la palabra sin afasia en el sentido
No más comunión con el sometimiento o el inicio del suicidio de una de dos de tres…
El poder un cuenco vaciado en la vagina del mundo indiferente o no
Acorralado en una guerra sin fin al enemigo ¿cómo identificarlo?
Lograr paz es vencer al supuesto contrincante ¿tú, yo, quién?
¿Me están señalando? –dices-
¿Carmen se pregunta cómo juega el espejo en esos rostros donde el cuerpo parece
recipiente de la muerte en el resplandor dentro del metal?
Basta de ese putrefacto rito habitación de gloria sin resurrección.

 

 

Habitante prende la vela
A Mercedes Sosa

Violeta voz del fondo multitud sin olvido
Sonido del pensamiento rompe estación del muro
Corazón estrellado ojos de tantos
Que tanto te ha dado la vida y tú a ella
Ojalá
Duerme mi niño duerme que tu mama esta
En el campo sembrando flores pa la Sosa
Que si no te duermes mi chiquilin triste estoy
Y no qiero llorá yacapumba acapumba
Chiquivanvan chiquichiya ya
que las campañas suenan
Y no puedo más
Agua sin pena el vientre crece
Lluvia de soledad la penita del sol
Salada la piel sale la luna
Traje del firmamento déjala
Eternidad partida en el cuerpo
Lámpara de palabras
Espera de presencias
Sin entrega el recuerdo
Rompe el eco su muerte
No hay reflejo para la madera
Mi cabeza no rueda en el fuego
Doy cuerda a la razón
Borrada la página de la infancia
El hueco del dolor gotea
Ceniza desnuda el latido
Zapato huérfano
Fosa del baile no descanses
Desentierra el silencio
Danza zamba en tu tierra
Puñal y tambor
Opaca sombra del río
Luna vaciada y estéril
Ponchada la fe
Aire de líneas el tiempo sin espacio
Mapa sin rostro el quejido
La culpa no se esconde en sacos
Ni se la tira en el lodo
Hay culpables y somos identificables
No cae la fuerza así como no cae la luna
Cae la celda en el cuerpo
Cae el nicho en la sombra
Cae lo que no es
Cae pero no cedas a la caída
No hay rezo que aplaque el vacío
De tantos desaparecidos
Idos inconfesos
Resaca reseco respiro
No hay piedad para el bienaventurado
Que se esconde en la ley y ejecuta
Esbirro indoloro
Sin poquitito de remordimiento
Sin nada que diga que no
Sin nada que diga yo soy…
Contrato contratado trato hecho
No soy testaferro quién me señala
Cuidado
“Yo soy un monton de cosas”
Sobreviviendo como un humano
“Algo paso y no entendí nada”
Idos contra la ausencia propia
“Menos tu vientre todo es mentira”
La letra rebota en la noche
Quien puede descansar en paz
En esa tierra ensangrentada
“Verde que te quiero verde”
“Cuando tenga tierra”
La luna llorará conmigo
Y me emborracharé con mi deseo
Quieres
Y beberé toditita la vida contigo
Y dejaré de pensar para sembrarme
En la semilla que cae de la mano
Para que la muerte esa no me importe
Y no me entristezca ni una pizca.
“Vamos decime contame…
Hay que sacarlo todo afuera”
(Vamos enciende la fogata)
Cómo te explico
No me expliques
Soy
Somos
“Razón de mi vida”
Recuento
Será posible
Escucha la cigarra que está en el árbol
Sucede que estoy chamuscada de tristeza
“juntos iremos unidos de las manos”
Nada más
Oficio de amor sin tortura
Ya es algo eso
Por ahora solo canta cariño
Y juega con la memoria descalza.

 

* Del libro inédito F(H)ILOS DE AGUA

 

REGRESAR