home.jpg

 

C6

POEMAS

ROSA GRACIELA CARRETTO (*)

 

 

                                    HAY DÍAS
 
Hay días que el sol calienta suave,
mi piel se abre absorta ante sus rayos.
Esos días, a determinada hora,
Te estoy pensando

Hay días que mi columna se yergue y mis pechos

se me adelantan en la marcha
Sujetos o sin ataduras,
Se sienten generosos y altivos
Esos días, a determinada hora,
Te estoy deseando.

Hay días en que me invade la alegría,

un regocijo eléctrico me recorre.
Esos días, a determinada hora:
Me has mirado en lo profundo de mis pupilas.

Hay noches que me atraen las estrellas,

la luna me tiende su alfombra luminosa.
Esas noches, a determinada hora:
Soy lluvia en tu poema.
Todos los días y todas las noches,
me visto o me desvisto
y me perfumo…
            Incólume
                        me habita la llama viva de mi ser mujer.

 

 

                                    MUJER NATURAL

El dorado del sol reina
y tu cuerpo es tan ardiente como el suyo.
Melena donde se acuna la brisa
y se enseñorea el viento.
“La que sonríe dulce, la que habla dulce” *
garganta frutal.
Te yergues con la fortaleza del árbol que renace
Cuando la luna se enciende, consultas
el Horóscopo, el I Ching , el Tarot.
Tu pecho deshoja margaritas cada noche.

Vives en la alegría de amaneceres
la poesía de lo cotidiano.
Realista, soñadora, laboriosa.
Acaricias la espuma de las puntillas
y la seda de las cortinas
conque adornas tu casa y tus vestidos.
La ciudad no te aprisiona
porque el águila se encarama en lo más alto.
Libre, despojada, salvaje.
Sabes descifrar la sabiduría del monte y el susurro del valle.
La luz de la tarde te halla
tarareando una melodía de amor.

                                                                                                *Odas, de Horacio

 

 

                                                                        REVELACIÓN

                                  No te alejes.
                                                No encuentro calma con tu ausencia.
                                    El pequeño mundo de los dos
                                                y el pulso ancestral en nuestras venas.
                                                            El tiempo se detiene…
                                                            Vibra la vida.
                                                            Aquí.
                                                            Ahora.

 

 

                                    ESTUDIO SOBRE FÉMINAS

El corazón que corona tus pesares sangra.
Pero el que tienes en medio de tu pecho,
sigue adelante, doliente y sentido.

En un tiempo fuiste sol y ahora
inauguras una nueva sombra.

Acechas entre las grietas, ataviada de cárceles.
Cubres tus cabellos, mientras el rosario teje la pared.

Tu cuerpo despojado espera y sueña desvaríos.

Si eres tierra seca; quebrado espejo de la vida;
debes saber que ella te dona una estrella cada noche.

Si te sientes desecho de abandonos
y el silencio te abarca como lodo indiferente;
te haces compañera de la luna en el universo insomne de la vela.

Tu cabeza quebrajada; vieja porcelana;
atisba el dolor del mundo y de los seres
copiándolo en el vidrio de tus ojos.
¿Por qué callan tus labios? ¿Por qué llora tu reloj de vida?
Para fertilizar el nuevo brote de esperanza.

Flor delicada, perfumas la mañana
y ella te regala un ave cantora en cada mama.

Las palomas anidan en tu arte y emerges lúcida de amores.
Mascarón de proa. Las olas del mar sobre tus hombros
y un sol encendido en tus caderas.

Así brilla tu estirpe de mujer
para que la historia escriba una página nueva.

 

 

                                    ELLAS

Asombro y duelo.
Danza del encuentro
y el amparo.
Brotará la ira y el llanto;
la canción y la emoción.

Lobas que aúllan con ARTE
despliegan ventanas divinas:
Pintan, actúan, diseñan,
escriben poemas y arengas.

                                    Muestran la tea encendida
                                    que ilumina la razón.

 

 

                                    GRITO DE MUJER

Mujer presiente el fin a la primera arremetida.
Que no avance el instante del sometimiento.
No permitas el ritual de sangre,
al que precede la injuria.
Grita mujer tu NO
que es hora de escarmientos.
Abandona tu isla fuera del tiempo.

Vibre en ti “la parte que gobierna”.
Que la esclavitud no ha de ser cosa de esta era.

Deja que tu corazón se enfríe,
copia a la ola del océano y
retírate de esa costa.

Mira al mar, él sabe de luchas.
Guarda en su seno el rostro suave y bello
De la reina Mebd*: ataviada con coraza de oro,
filosa lanza y un puño en alto
con espada de hierro sobre su cabeza.
Escucha los conjuros arcaicos de su trono,
sus gasas y sus sedas
la irremediable elección del metal.
¡Huye! Abandona esa isla
sin derramar lágrima,
Únete a la FORTALEZA que resiste
la furia del demente.
Entonces grita tu grito de mujer.
Llegará la paz que merita
tu corazón desgajado
Tu ilusión perdida.
El sufrir llega a su fin
“Tu hambre será saciada,
vas camino a casa.
Mira, la nave espera”**

Un cielo azul sobre tu mundo
Y un verde prado bajo tus pies.                                               

                                                                                                *Reina de Connacht en Irlanda año 100 d.c.aprox.
                                                                                                                                         ** San Patricio de Irlanda.

 

 

                                    ROSARIO CASTELLANOS (Ciudad de México 1925-Tel Aviv 1974)

¡Ni siquiera medio siglo,
mujer de dimensiones estelares!
Antorcha inagotable.
Él no fue: ser de respeto…
Cargada tu mirada de injusticias, supiste
engarzar el dolor de los otros a tu propio dolor.
Nubes ennegrecidas 
no alteran la magia de la noche:
                                    La Osa y el Altar brillantes sobre tu cavilar.
Abanderada de la luz
por el nativo, el pobre y la mujer,
derechos revalorizados. Estrado y libro.
Embajadora, filósofa, ensayista y poeta…
Decir de oxidiana
                                    al desinterés de gobernantes.
Sublime prosa mujer mexicana.
            Tan sólo una descarga; fuerza de rayo
                                    ahogó tu fuego apasionado.

            Eterna flama poética
            Buceando la gema de
            “Otro modo de ser”.

 

 

                                                                                           JULIA ELENA*
                                                         
No te bastó la ciencia de los libros.
Hurgaste rastros de la civilización
a pico y pala.
Tu pincel arrastró el lodo seco en cada pieza,
hasta que amaneció erguida y noble la Estela.
Entre tus manos para sentir la piedra, la que amaste,
por ser piedra valorada del cincel antiguo y la creencia.
La letra y el pensamiento sobre lo precolombino
dejó de ser logo para verla iluminada por el sol
del paisaje y de la historia.
La kala-saya del tiempo inmemorial,
de cuando nacía la narrativa de tu pueblo.

                                                                                                                                                            *De Bolivia

 

 

            YO AMO, ESE ES MI PODER

Mi símbolo la pluma que es vuelo y libertad
Mi flor la rosa que es misterio y sensualidad
Mi planeta es Venus…
No dudo de la verdad de ser mujer
Mis puntillas y mis telas mis pinceles y mis pinturas
Mis papeles y mis escritos.
Con todo lo que ello me define.
Naturalmente me atrae la belleza de los seres y las cosas.
Puedo ser guerrera de la vida y saber perder
De eso se trata la batalla.
No doblegar mis fuerzas pero bañarla en llanto.
Rebeldía e improvisación. Revolución hacia lo inesperado.
Sin medidas, que no lastimen o si lo hicieran, sin intensión.
Convenciones definidas perdonar y seguir y perdonarme.
No igual a nadie, sino que a mí misma.
Los hombres no son amos ni servidores
Compañeros de la vida fortaleza y anhelo.
Un disfrute en compañía de los bienes de la vida.
Idealismo sí. Sin ello no existe el proyecto venidero
Valoración al trabajo y al descanso.
Al vino y a las uvas.
Al hecho y al preámbulo.
Al sueño y la realización.
Equilibrio vigorizante en armonía.

                                                                                                                        *FORTÚN

 

 

 

*

Poeta nacida en San Nicolás Argentina¸ docente devenida en escritora; es autora, entre otros, de los libros Ese fuego; Boca de chi, lo íntimo y lo público; Nudos minificcionales y relatos; Maridaje; Boda en el fondo del mar (obra para títeres); participó en Grito de mujeres; antología internacional de mujeres poetas; es Presidente de la Academia Argentina de Literatura Moderna. Su obra ha recibido premios nacionales e internacionales.


REGRESAR